¿Por qué estudiar Podología?

por qué estudiar Podología

Los podólogos son profesionales de la salud especializados en atender a pacientes con problemas en los pies y en las extremidades inferiores. La podología es, sin duda, una profesión muy flexible, variada y gratificante para quien la practica. Por eso, si todavía no la tenías en mente, te aseguramos que después de leer este artículo habrás descubierto una opción tan interesante como la que más para tu futuro profesional en el campo de las ciencias de la salud.

3 razones para estudiar podología

Cuando pensamos en carreras relacionadas con la sanidad, lo primero que se nos viene a la cabeza es medicina. Y después, enfermería. Sin embargo, disciplinas no tan masificadas como pueda ser la podología pasan más desapercibidas sin tener por eso nada que envidiarles. Aquí tienes tres buenos motivos por los que estudiar esta carrera.

Podrás ayudar a los demás

Si sientes que tu vocación es la de ayudar a los demás y te hace feliz sentirte útil haciéndolo, aquí podrás cumplir tus deseos. Gracias a la formación en podología, podrás ayudar a las personas a mantener su salud y bienestar, a calmar sus dolores y a sobreponerse a enfermedades que pueden ser verdaderamente graves.

La sensación de satisfacción que sientas cuando resuelvas los problemas de tus futuros pacientes será maravillosa. Estarás cambiando sus vidas para mejor, y eso es algo que muy poca gente puede conseguir.

No te aburrirás

Tanto en los estudios como en el trabajo es esencial mantenerse motivado y enfrentarse a nuevos retos que nos hagan sacar lo mejor de nosotros mismos. En este sentido, esta es una profesión apasionante y con gran variedad de facetas distintas que descubrir y en las que especializarse. Por citar algunas, quizás te puedan interesar el tratamiento podológico, la cirugía menor, la ortopedia o la biomecánica.

La gran variedad de afecciones que trata uno de estos especialistas se presta a que los centros educativos se esfuercen por proporcionar una amplia experiencia clínica en la práctica. Además, tendrás la opción de especializarte y desarrollarte en un área concreta, desde la podología pediátrica a la geriátrica o incluso la deportiva.

Es un campo de lo más versátil

Entre los beneficios que tiene un título de este tipo está la pluralidad de opciones y salidas laborales con las que contarás con él. Obtener este título te permitirá trabajar tanto en el entorno de la sanidad pública como en el privado. Y, si quieres montar tu propia clínica, podrás hacerlo con una inversión bastante reducida, lo que resulta ideal para los recién graduados que aún no cuentan con medios suficientes para establecerse.

Los podólogos también pueden trabajar adscritos a centros geriátricos, clínicas infantiles, equipos deportivos y un largo etcétera. Sin olvidarnos de posibilidades como la investigación y la enseñanza.

Como has podido comprobar, la medicina del pie cuenta con numerosos atractivos; los suficientes como para tratarse de un buen candidato a convertirse en tu carrera profesional. Ya hayas acabado recientemente el bachillerato o llegues a la podología como segunda carrera, tu formación en la universidad que elijas será un viaje desafiante, pero emocionante, hacia una profesión en constante cambio.

visita el campus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies