Que información debemos proporcionar a los pacientes con artrosis de rodilla. Consenso de Expertos

Este paper resume un interesante estudio, publicado recientemente, por French, Bennell, Nicolson, Hodges, Dobson y Hinman. Los autores exponen que en la actualidad, la artrosis de cadera y rodilla son las principales causas de dolor crónico y discapacidad en el mundo, este hecho supone una disminución importante de la calidad de vida y de la capacidad para el trabajo de los individuos que lo sufren, así como un alto costo sanitario para la  comunidad.

Así mismo justifican que aunque las intervenciones activas dirigidas  a proporcionar una adecuada autogestión de la enfermedad han resultado ser efectivas, existen una serie de barreras que limitan o impiden que los resultados de este tipo de intervenciones sean plenamente satisfactorios, como son el tipo de información educativa que se les proporciona a los pacientes, que es a menudo deficiente y confusa. Otras de las razones que supondrían un obstáculo para el éxito de este tipo de intervenciones también serían la falta de adecuación al nivel de  comprensión de lectura de los usuarios, así como el acceso a los servicios de salud.

Por todos estos motivos, los objetivos del estudio de French y colaboradores se han centrado en aglutinar las mejores recomendaciones sobre la autogestión de esta patología, existentes en la literatura científica. El objetivo final de dicho estudio, fue crear un listado exhaustivo de dicha información, con un lenguaje sencillo y comprensible, dirigido a los afectados de artrosis.

placeit (4)Dicho estudio comprendió cuatro etapas; la primera consistió en la extracción de las recomendaciones de las guías de práctica clínica basadas en evidencia científica publicadas a partir del año 2008, orientadas a una adecuada gestión de la artrosis de rodilla y cadera. Se extrajeron todas las recomendaciones de las  12 guías de práctica clínica basadas en evidencia  seleccionadas en la búsqueda.

En la segunda etapa del estudio se efectuó la complementación de un panel Delphi multidisciplinario e internacional, a partir de un grupo de expertos e investigadores de artrosis de diversos países, en conjunto con un grupo de representantes  de consumidores, más concretamente pacientes voluntarios que habían participado en estudios de investigación anteriormente. A partir de la formación de dicho grupo, se estableció un consenso basado en la discusión de dichos expertos en el que al menos del 70% de los miembros del panel acordaron la inclusión de cada una de las  recomendaciones seleccionadas.

El proceso constó de un total de tres rondas en las que se evalúo la importancia de las recomendaciones seleccionadas previamente, la exclusión de aquellas que no alcanzaron el 70%  de acuerdo entre los miembros del grupo, y que no fueran calificadas como esenciales posteriormente a su reevaluación. Finalmente se obtuvieron 21  recomendaciones de las cuales, 13 son procedentes de las guías elegidas y 8 de las sugerencias adicionales de los distintos miembros del panel. Todas ellas se clasificaron  como “esenciales”.

En una tercera etapa, se llevó a cabo un proceso de feedback por parte de los afectados, con el objeto de asegurar la comprensión del lenguaje usado y que el contenido del mensaje fuera entendible y claro.

Finalmente, y en cuarto lugar, se priorizó la lista final de los mensajes por orden de importancia, mediante la cumplimentación de una encuesta on-line por los expertos y usuarios.

Los profesionales de la salud que trabajan en el contexto de la artrosis  pueden beneficiarse de los resultados de este estudio y aplicarlo diariamente en su entorno laboral. Las recomendaciones pueden ser utilizadas como una herramienta educativa basada en la evidencia y de esta manera facilitar el conocimiento del paciente y la toma de decisiones relacionadas con su proceso.

Los temas prioritarios de la selección realizada por los expertos se agruparon en distintas categorías; intervenciones no farmacológicas como el ejercicio y actividad física, educación sobre el proceso de  la artrosis y las intervenciones farmacológicas y quirúrgicas.

A continuación se exponen la información y recomendaciones dirigidas a los afectados de esta patología seleccionadas por categorías:

1. Conocimiento de la enfermedad
  • La artrosis no es sólo una enfermedad del cartílago, afecta a todo el conjunto de la articulación incluyendo músculos y ligamentos.
  •  La degeneración de la articulación observada por radiografía no indica cuanto su artrosis podrá afectarle.
  •  Los síntomas de la artrosis pueden variar mucho dependiendo de cada persona.
  •  La artrosis no es una parte inevitable del envejecimiento.
2. Principios de la gestión
  • Los tratamientos no farmacológicos tienen beneficios similares para aliviar los síntomas de la artrosis a los que tienen los medicamentos  para aliviar el dolor pero con muy pocos efectos secundarios adversos.
  •  Participando activamente en los programas de autocuidado podría beneficiar a su artrosis.
  •  Las intervenciones, tratamientos y los cambios de estilo de vida para su artrosis deben ser individualizados e incluyen metas a corto y largo plazo. Estos deben ser revisados regularmente por los profesionales de la salud que estén a su disposición.
  •  Los métodos para que usted pueda auto-gestionar su artrosis, deben ser discutidos y acordados por usted y su profesional de la salud.
3. Ejercicio, actividad física y pérdida de peso
  • La actividad física regular y los programas de ejercicio individualizados (incluyendo el fortalecimiento muscular, actividad cardiovascular y ejercicios de flexibilidad) pueden reducir el dolor, prevenir el empeoramiento de su artrosis y mejorar su función diaria.
  • Si usted tiene sobrepeso y artrosis, será beneficioso perder peso y mantener un peso saludable a través de un plan individualizado que implica cambios en la dieta y el aumento de la actividad física.
  • Llevar una vida sedentaria podría empeorar su artrosis  además de aumentar el riesgo de adquirir otras enfermedades relacionadas con este estilo de vida, tales como la diabetes y enfermedades cardiovasculares.
  • El ejercicio individualizado es un componente fundamental en el  tratamiento de todas las personas con artrosis.
  • El mantenimiento de la fuerza muscular suficiente alrededor de las articulaciones es importante para reducir el dolor y la función, y si requiere cirugía, esto podría beneficiar los periodos de pre- y post-operatorio de su tratamiento.
  • La vinculación de sus ejercicios individualizados a sus otras actividades diarias es una manera útil a ser más activos.
  • Los ejercicios recomendados para su artrosis de manera individualizada sólo funcionan si los hace regularmente.
  • Pequeñas cantidades de ejercicio individualizado realizado con frecuencia pueden ser beneficioso para su artrosis.
4. Tratamiento farmacológico
  • Debe evitar el uso de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) para su artrosis a largo plazo.
  •  Puede conseguir un poco de alivio del dolor de su artrosis,  utilizando medicamentos de acetaminofén (paracetamol).
5. Cirugía
  • Los síntomas de la artrosis a menudo, se pueden aliviar significativamente sin necesidad de una operación.
  • Si no se puede lograr el alivio del dolor de su artrosis, lleva un período mantenido de tratamiento conservador y es muy difícil para usted  realizar actividades de la vida diaria, la cirugía de reemplazo articular es una opción.
  • La cirugía mínimamente invasiva (artroscopia) que involucra la limpieza y raspado de la articulación, no debe utilizarse para tratar su dolor a menos que haya un bloqueo mecánico de la articulación.
ResearchBlogging.org
French SD, Bennell KL, Nicolson PJ, Hodges PW, Dobson FL, & Hinman RS (2014). What do people with knee or hip osteoarthritis need to know? An international consensus list of essential statements for osteoarthritis. Arthritis care & research PMID: 25418120
Rosa María Muñoz Plata
Rosa María Muñoz Plata
Nacida en Córdoba y cursó sus estudios universitarios en Madrid. Comenzó la diplomatura de Fisioterapia en la UAX y continuó en la Complutense donde realizó el Master de Investigación en Cuidados de la Salud. Posteriormente se especializó en Fisioterapia Neurológica. Durante todo el periodo de especialización y Master optuvo una beca para realizar labores de investigación y clínica en la Clínica de Podología y Fisioterapía de la Complutense. También realizó colaboraciones docentes en diversas asignaturas de la Diplomatura de Fisioterapia. Actualmente es Profesora Titular del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies