TORTÍCOLIS MUSCULAR CONGÉNITA

Home FISIOevidente Patologías TORTÍCOLIS MUSCULAR CONGÉNITA

TORTÍCOLIS MUSCULAR CONGÉNITA

¿Qué es?

Para entender esta enfermedad, hay que conocer bien el músculo Esternocleidomastoideo. Es un músculo que se encuentra a ambos lados del cuello, en la parte anterior y lateral. Su función es la de inclinar el cuello hacia el mismo lado y girar hacia el lado contrario. Por lo tanto, la Tortícolis muscular congénita consiste en la contractura de dicho músculo, provocando rigidez e incapacidad de movimiento.

Es muy común en recién nacidos y a veces puede ir asociada a otra alteración.

¿Cuál es la causa?

Hoy en día no se sabe cuál es la causa, pero sí se atribuye a ciertos factores, como por ejemplo:

  • Problema durante el parto.
  • Mal desarrollo fetal del músculo.
  • Uso de fórceps en el parto.
  • Puede ser consecuencia de otras enfermedades.

¿Qué síntomas presenta?

  • Inflamación palpable y/o visible.
  • Disminución de la distancia entre el cuello y el hombro.
  • Disminución del movimiento.

¿Cómo se evalúa?

La evaluación se basa en: Exploración y Ecografía. La exploración física es lo más importante, ya que observando la diferencia de un lado y otro del cuerpo, palpando la musculatura tensa y movilizando la musculatura, se podrá realizar buena parte del diagnóstico. La ecografía proporciona una imagen que  sirve para detectar la inflamación.

Hoy en día, otra de las pruebas más utilizadas es la Ultrasonografía-doppler, que aporta mucha información sobre el estado del músculo y es beneficiosa para conocer el pronóstico.

¿Cómo se trata?

El tratamiento se establecerá según: la edad del recién nacido, la gravedad y la aparición de enfermedad asociada. Y se debe comenzar tan pronto como se haya detectado.

Inicialmente se recomienda relajar la musculatura, a través de masaje y calor. Una vez el músculo esté más relajado, se realizarán estiramientos y ejercicios, donde el recién nacido moverá el cuello y la cabeza a través de los objetos y juguetes que se le presente.

Si este tratamiento no funciona o está en una fase muy avanzada, se realizará cirugía.

Estos últimos años se ha visto que uso de tape puede ser favorable pero todavía no hay demasiada información. Hay que tener cuidado con el tipo de tape, ya que puede ocasionar alergias en la piel. Varios profesionales sanitarios no consideran su uso, a no ser que sea muy necesario, debido a que la zona del cuello es muy sensible.

¿Cuál es el pronóstico?

Si se realiza un diagnóstico previo, habrá un buen pronóstico. Si por el contrario se detecta tarde, la recuperación será más complicada,  teniendo incluso que recurrir a la cirugía.

Fdo: Irene Botica Martínez

Estudiante de 4º Fisioterapia. La Salle.

* En FISIOevidente hacemos accesible el conocimiento científico. Pero eso no quiere decir que no usemos fuentes rigurosas y actualizadas. En este caso los trabajos que refrendan este texto son:

  1. Lee I. The effect of postural control intervention for congenital muscular torticollis: A randomized controlled trial. Clin Rehabil. 2015 Aug;29(8):795–802.
  2. Lacruz-Rengel MA, Romero A L, Márquez-Albornoz C, Rojas de Hernández M. Características clínicas y evolutivas del tortícolis muscular congénito. Arch Venez Pueric Pediatr. 2013;76(1):12–6.
  3. Nilesh K, Mukherji S. Congenital muscular torticollis. Ann Maxillofac Surg. 2013 Jul;3(2):198–200.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies