SINDROME PIRAMIDAL

Home FISIOevidente Patologías SINDROME PIRAMIDAL

SINDROME PIRAMIDAL

El síndrome piramidal o piriforme consiste en un daño del músculo piriforme que causa dolor. En la mayoría de los casos el músculo piramidal sufre una contractura o una contracción involuntaria lo que irrita el nervio que pasa por esta zona. Este nervio se llama el nervio ciático.

El músculo piramidal es un pequeño músculo, horizontal, que se sitúa en profundidad a nivel de las nalgas. Por debajo de este músculo se encuentra el nervio ciático. El camino del nervio ciático va desde abajo de la columna vertebral hasta el pie, por la parte trasera de la pierna.

Es un problema poco común que afecta más las mujeres que los hombres. El síndrome piramidal es relativamente frecuente en corredores pero en muchas ocasiones puede aparecer en personas que no practican deportes.

Existen dos tipos de síndrome piramidal:

  • El primero, causado por defectos anatómicos. Por ejemplo, por una separación del propio músculo o por un camino anormal del nervio ciático que conllevaría a su compresión. Este tipo es el menos común.
  • El secundario se produce como resultado de una causa exterior, como por ejemplo, por un golpe directo en la nalga o cuando se utiliza demasiado el músculo.

 

Pacientes con síndrome piramidal pueden presentar varios síntomas como: dolor lumbar, dolor en la nalga, sensación de hormigueos en la pierna, dificultad para caminar o ponerse en cuclillas, pérdida de fuerza o también en mujeres dolor en las relaciones sexuales.

El dolor más común es en la zona de las nalgas que bajar hasta la rodilla. El dolor se identifica como una quemadura o como si te pinchase la región glútea. Además, el dolor suele empeorar sentado.

Suelen diagnosticártelo mediante la realización de movimientos a ejecutar y una exploración física adecuada.

El tratamiento fisioterapéutico consiste en estiramientos específicos, corrección de malas posturas o movimientos mediante ejercicios y tratamiento de puntos dolorosos. El fisioterapeuta también puede dar varios consejos y pautar ejercicios en casa para evitar que los síntomas se agraven.

Fdo: Lilya MARINO

 

*En FISIOevidente hacemos accesible el conocimiento científico. Pero eso no quiere decir que no usemos fuentes rigurosas y actualizadas. En este caso los trabajos que refrendan este texto son:

 


Referencias:

  1. Boyajian- O’ Neill L.A. et al. Diagnosis and Management of Piriformis syndrome : an osteopathic approach.J Am Osteopath Assoc. 2008 Nov;108(11):657-64.
  2. Hopayian K, Song F, Riera R, Sambandan S. The clinical features of the piriformis syndrome: a systematic review. Eur Spine J. 2010 Dec 1;19(12):2095-109.
  3. Tonley JC, Yun SM, et al. Treatment of an individual with piriformis syndrome focusing on hip muscle strengthening and movement reeducation: a case report. J Orthop Sports Phys Ther 2010;40(2):103-111.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies