Artroscopia

Home FISIOevidente Procedimiento Artroscopia

ARTROSCOPIA

La artoscopía es una técnica de cirugía utilisada por el cirujano. Esta técnica permite de acceder a ciertas partes del cuerpo humano reduciendo el tamaño de la cicatriz y el riesgo de infección.

Generalmente, la artroscopía permite operar zonas como la rodilla, hombro, cadera o también el codo y así reparar el mal funcionamento de la articulación. La artroscopía se realiza con anestesia local o general permitiendo así no sentir nada durante la cirugía.

La artroscopía consiste en introducir en la zona del cuerpo que hay que tratar un pequeño tubo rigido conectado a una cámara y una luz que van a permitir al cirujano de ver la articulación en una pantalla de control. Luego se practican varias pequeñas aperturas para introducir otros pequeños instrumentos como pinzas, tijera… Una vez que el cirujano acaba con el proceso, cierra las pequeñas aperturas cosiendolas.

La intervención es ligera y al despertarte puedes tener dolor. La toma de calmantes prescritos por un profesional sanitario puede estar recomendada para disminuir el dolor.

Se recupera rapidamente tras estar 24 horas sin moverse en el hospital y necesitara sesiones de fisioterapia para prevenir la rigidez de la articulación debido a la cirugía y recuperar su buen funcionamiento.

Michel Pierre-Antoine

Estudiante de 4° en La Salle, grado de fisioterapia

* En FISIOevidente hacemos accesible el conocimiento científico. Pero eso no quiere decir que no usemos fuentes rigurosas y actualizadas. En este caso los trabajos que refrendan este texto son:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies