Conociendo… Terapia ocupacional en la infancia y la adolescencia

Una parte fundamental del proceso de intervención del terapeuta ocupacional que trabaja con niños y adolescentes es la obtención e interpretación posterior de todos aquellos datos que nos permitirán identificar el origen de las dificultades del niño o adolescente para participar independientemente en sus actividades de la vida diaria.

Para dicha evaluación los alumnos aprenden a utilizar diferentes herramientas estandarizadas y no estandarizadas, así como la observación clínica. Esta semana los alumnos han aprendido a administrar una batería de evaluación estandarizada: la batería de evaluación del movimiento para niños MABC-2. Esta herramienta se administra a niños de entre 4 y 16 años, sus diferentes pruebas nos permiten conocer las destrezas de los niños o adolescentes en áreas como el equilibrio estático y dinámico, la coordinación motora gruesa, las habilidades manipulativas o la coordinación ojo-mano. Estos componentes son imprescindibles en el desarrollo de la mayor parte de las actividades de la vida diaria (juego, escritura, alimentación, vestido e higiene, entre otras).

La utilización de una herramienta estandarizada se hace imprescindible cuando necesitamos obtener datos objetivos que nos permitan medir el progreso de niños y adolescentes de una manera cuantificable.

Siguiendo con el tema de la evaluación en terapia ocupacional los alumnos han llevado a cabo además una práctica sobre el análisis de los diferentes componentes del desempeño ocupacional que forman parte de algunos juegos tradicionales. La observación clínica del juego libre que desarrollan los niños y adolescentes nos proporciona una información muy importante sobre aspectos como:

  • La etapa de juego en la que el niño o adolescente se encuentra.
  • El desarrollo de sus destrezas motoras gruesas y finas.
  • La capacidad para seguir unas normas establecidas por el grupo.
  • Las destrezas perceptivo-visuales.
  • El grado de motivación.
  • Su tolerancia a la frustración.

Observar y analizar los diferentes componentes que forman parte de cada actividad de juego y ocio es un rol fundamental del terapeuta ocupacional. Además de ofrecernos una valiosa información terapéutica nos ayudará a aprender a seleccionar los juegos más apropiados en función de las necesidades específicas de cada niño.

Docente: Beatriz Matesanz García.

Facultad de Ciencias De La Salud
Facultad de Ciencias De La Salud
Facultad de Ciencias de la Salud del Centro Superior de Estudios Universitarios La Salle, adscrito a la Universidad Autónoma de Madrid. Docencia e investigación en Terapia Ocupacional y Fisioterapia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies