Facultad de Ciencias De La Salud

ACTIVIDAD FÍSICA EN MAYORES

Desde la fisioterapia se intenta concienciar a todas las personas, no solo a los mayores, de los beneficios de incluir algún tipo de actividad física en su vida diaria.
Actividad física, a diferencia de lo que mucha gente piensa, no es sólo salir a correr.
Salir a dar un paseo, ir a tomar un café con los amigos, ir a la compra, cocinar, ir a visitar a algún familiar, ir al baile los viernes por la tarde… Todas estas cosas estarían dentro de lo que llamamos actividad física.

Cuanto más tiempo pasemos sentados en el sofá frente al televisor descansando, más cantidad de músculo vamos a perder y más nos va a costar movernos mañana. El dolor por el cual te sientes incapaz de, por ejemplo, salir a dar un paseo no va a desaparecer por quedarte en casa encerrado descansando, sino todo lo contrario: irá a más.
Con todo esto no queremos decir que esté prohibido sentarse a descansar o a ver la novela después de comer, ni mucho menos. Pero si reducimos el tiempo que pasamos en casa y salimos a la calle a hacer lo que nos apetezca en ese momento, veremos cómo, poco a poco, nos vamos a ir encontrando mejor física y mentalmente.

Gracias a aumentar nuestra actividad física veremos cómo nos cuesta menos realizar las actividades del día a día, pudiendo volver a hacer cosas que creíamos que nunca volveríamos a hacer, como ponernos de puntillas y estirar el brazo para alcanzar ese vaso que se queda en el rincón del armario. Nuestro nivel de independencia aumentará y ya no necesitaremos tanto a otra persona que nos ayude a hacer las cosas, ya que nosotros mismos seremos capaces de hacerlo. Además tendremos menos vértigos y mareos, y la probabilidad de sufrir una caída será menor que antes.

Por todo esto veremos cómo nos vamos sintiendo mejor con nosotros mismos y tendremos menos pensamientos negativos, por lo que la ansiedad y la depresión tendrán un papel cada vez menos importante en nuestro día a día. En definitiva, gracias a aumentar nuestra actividad física notaremos cómo mejora nuestra calidad de vida en todos los aspectos.

No podemos dejar que el dolor o el malestar se apoderen de nuestras vidas y nos conviertan en una sombra de lo que fuimos. Tenemos que afrontarlo de la mejor manera posible y salir de casa, hay muchas razones por las que vivir y mucho aún por ver y disfrutar.

BIBLIOGRAFÍA:

  1. Donaire D, Garcia J. Cuestionario de Actividad Física de Yale ( YPAS ) para personas mayores con enfermedad pulmonar obstructiva crónica ( EPOC ). Arch Bronconeumol. 2011;47(11):552–60.
  2. Chatton A, Kayser B. Self-reported health, physical activity and socio-economic status of middle-aged and elderly participants to a popular road running race in Switzerland: better off than the general population? Swiss Med Wkly. 2013 Jan 7;
  3. Stella F, Gobbi S, Corazza D. Depressão no Idoso : Diagnóstico , Tratamento e Benefícios da atividade física. Motriz. 2002;8:91–8.
  4. Cheik NC, Reis IT. Efeitos do exercício físico e da atividade física na depressão e ansiedade em indivíduos idosos Effects of the physical exercise and physial activity on the depression and anxiety in elderly. Rev Bras Ciência e Mov. 2003;11(3):45–51.
  5. Vaz Garcia F. Disequilibrium and its management in elderly patients. Int Tinnitus J. 2009 Jan;15(1):83–90.
  6. Walther LE, Rogowski M, Schaaf H, Hörmann K, Löhler J. Falls and dizziness in the elderly. Otolaryngol Pol = Polish Otolaryngol. Jan;64(6):354–7.
  7. Canário ACG, Cabral PU, Spyrides MH, Giraldo PC, Eleutério J, Gonçalves AK. The impact of physical activity on menopausal symptoms in middle-aged women. Int J Gynaecol Obstet. 2012 Jul;118(1):34–6.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies